¿COMO COMBATIR EL FRÍO?

calefaccion

Ahora que llega el invierno, a todos nos gusta y nos apetece pasar más tiempo en nuestro hogar. Pero eso sí, sin pasar frío. Una buena solución para combatir el frío del invierno es tener en nuestro hogar una caldera de gasoil, ya que son más baratas y tienen un mantenimiento más sencillo que las calefacciones de otro tipo.

Otro punto a favor de las calderas de gasoil es que son eficaces, rápidas y garantizan un buen funcionamiento en condiciones adversas. Son capaces de calentar una habitación en menos tiempo que las calderas de otros tipos de combustible, por eso se usan para calentar habitaciones grandes, locales comerciales y empresas. Además, las calderas de gasoil son más seguras que otras calderas como las de gas natural.

El funcionamiento de una caldera de calefacción es muy simple. La caldera usa el combustible para calentar el agua y éste agua caliente circula por un circuito de tuberías que llega a los radiadores instalados en nuestra casa, produciendo la energía necesaria para climatizar las zonas deseadas.

El combustible con el que funcionan es el gasóleo C, el gasóleo específico para la calefacción. Pero dentro del gasóleo C existen diferentes tipos de gasoil. Esto se debe a que cada casa de gasóleo produce su propio combustible. Por eso, desde CODISOIL recomendamos el uso de Repsol Energy e+, un carburante de calidad e insuperable por sus prestaciones que está sometido a rigurosos controles de calidad de los Organismos Oficiales.

Repsol Energy e+ es el único gasóleo de calefacción que está aditivado, y esto le proporciona unas propiedades que ningún otro gasoil de calefacción posee. Sus características más relevantes son:

 

  • Cuida y ayuda a conservar las condiciones de la caldera. La caldera tarda muchos más años en desgastarse.

 

  • Reduce el consumo de gasóleo y por tanto aumenta el ahorro en la factura. Al calentar el agua más rápido, utiliza menos cantidad de gasóleo para producir calor. Por eso, con los mismos litros que otros gasóleos tienes más calor durante más tiempo.

 

  • Minimiza los costes de mantenimiento de la instalación. Porque evita la acumulación de suciedad en quemadores, filtros y en el interior de la caldera.

 

  • Es un calor seguro. Su punto de inflamación es superior a los 60º C.

 

  • Incorpora un desactivador de metales. Esto lo protege del efecto catalítico del cobre presente en el circuito de alimentación del carburante.

 

  • Tiene estabilidad a la luz. Esto es importante cuando se tiene un depósito translúcido, ya que el gasóleo está protegido frente a la desestabilización provocada por la incidencia de la luz.

 

  • Más ecológico y medioambiental que el resto. Repsol Energy e+ ha reducido las emisiones de CO2, el contenido en azufre y el contenido de residuo carbonoso a mínimos históricos.

 

Todas estas propiedades se deben a la fórmula creada y patentada por el equipo Repsol. Así, Repsol sigue siendo la compañía de gasóleo líder en España gracias a su continuo esfuerzo en investigación e innovación año tras año para mejorar el producto.